Viernes 15 de Febrero de 2019

Congreso CDMX analizará una iniciativa de ley para atacar la violencia simbólica hacia las mujeres

  • Congreso Ciudad de México
  • /
  • Noticias

Congreso CDMX analizará una iniciativa de ley  para atacar la violencia simbólica hacia las mujeres
  •   La violencia simbólica es una pandemia social que debe ser erradicada: Dip. Leonor Gómez

 

  • Se propone reformar la fracción IX del artículo 6º de la Ley de Acceso a las Mujeres Libre de Violencia

La diputada Leonor Gómez Otegui, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo presentó en tribuna una iniciativa de ley que reforma la fracción IX del artículo 6º de la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para ampliar y erradicar el concepto de “violencia simbólica”.

 

La parlamentaria  señaló  “que nuestra sociedad enfrenta más que nunca una pandemia de violencia, una pandemia que por desgracia no es novedosa y que como legisladores y legisladoras debemos enfrentarla, creando leyes que permitan dejar atrás todo tipo de violencia, para construir una ciudad más justa e incluyente, digna de los tiempos que estamos viviendo”.

 

La legisladora afirmó que, de acuerdo con una investigación de la Organización de Naciones Unidas, una de cada tres mujeres sufren un tipo o más de violencia a lo largo de su vida, comprometiendo el ejercicio de sus derechos humanos, pero en México esta situación es mucho más alarmante.

 

Dijo que, de acuerdo con ONU Mujeres México, la proporción de mujeres que sufren violencia en algún momento de su vida, sube a dos de cada tres, es decir, el doble del promedio mundial.

 

Durante su exposición, Gómez Otegui dio cifras de esta  pandemia social: 41% de mujeres mexicanas ha sido víctima de violencia sexual en alguna etapa de su vida; 15 % de las mujeres de 15 años o más que solicitan trabajo les piden un certificado de embarazo o las despiden por embarazarse;  más de 35 mil defunciones de  mujeres mexicanas con presunción de homicidio hay en el último cuarto del siglo.

 

Esto ocurre, sin duda, porque hay razones fácilmente identificables: la marginación de grandes grupos de mujeres, la discriminación laboral, la impunidad de la que muchos agresores gozan en colusión con las autoridades y la sociedad, afirmó Gómez Otegui.

“Sin embargo, la iniciativa que presento a consideración de este pleno, va más allá de esas razones evidentes y busca atacar aquellas que son su fondo y sustento. Por muy duro que sea debemos aceptar que somos una sociedad que agrede y violenta a las mujeres, porque nos parece natural, ya que tenemos interiorizado un padrón cultural en el que la mujer es inferior al hombre, como si esto fuera posible”.

 

Durante su exposición señaló que a esta forma de abordar la relación entre ambos géneros se le llama violencia simbólica y su combate es justamente el eje toral de esta reforma. “No basta con castigar a quienes actúan con violencia física o sexual contra las mujeres negando los derechos humanos de la mayoría de la población mexicana”, agregó.

 

“Es necesario combatir las raíces de este mal que genera su omisión y aceptación de violencia porque así es, al punto de que ni se percibe así, refuerza  unas creencias socialmente inculcadas pero sin fundamento real”, dijo.

 

La violencia simbólica contra la mujer no es claramente observable porque no existe una laceración física en el cuerpo de las mujeres, sino por medio de la reproducción de relaciones sociales, en donde la mujer siempre es lo inferior, lo desvalorizado, lo cosificable.

 

Reiteró que la violencia simbólica sostiene ese maltrato, lo perpetúa y está presente en todas las formas de violencia, garantizando que sea efectiva y no desaparezca nunca de nuestras vidas.

 

“En otras palabras,  con la redefinición y la ampliación del artículo 6º  fracción IX de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en la ciudad, estaremos impactando positivamente en la sociedad entera. Y generaremos los cimientos de un cambio real  en la forma en que las mujeres y los hombres nos relacionamos”.

 

Por último,  la legisladora  llamó a todos los diputados y diputadas a combatir los feminicidios, el acoso en espacios públicos, a la discriminación laboral, a erradicar la violencia simbólica.

 

A esta iniciativa de ley se sumaron la Asociación Parlamentaria Encuentro Social; el grupo parlamentario del Partido del Trabajo; la diputada Paula Soto Maldonado, de MORENA. Fue turnada a las comisiones unidas de Administración y Procuración de Justicia y a la de Igualdad de Género para su análisis y dictaminación.

 

 

Se reforma la fracción IX del artículo 6 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la Ciudad de México, para quedar como sigue:

 

Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Distrito Federal

 

(TEXTO VIGENTE)

Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para la Ciudad de México.

Artículo 6. Los tipos de violencia contra

las mujeres son:

 

IX. Simbólica: La que a través de patrones

estereotipados, mensajes, valores, íconos

o signos, transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación

en las relaciones sociales, naturalizando

la subordinación de la mujer en la sociedad.

Artículo 6. Los tipos de violencia contra

las mujeres son:

 

IX. Simbólica o encubierta como: Son los patrones, recomendaciones, valores, símbolos, íconos, signos, atributos e imposiciones sociales, económicas, políticas, culturales, de juicio y de creencias que transmiten, reproducen y consolidan relaciones de dominación, exclusión, desigualdad y discriminación, naturalizando la subordinación de las mujeres ante los hombres.